Estáis en Artículos > Fiebre-fobia

Fiebre-fobia

7SETmanal (31/01/2017)

Este estudio observacional realizado por enfermeras pediátricas en un servicio de urgencias hospitalarias, pone de relieve el desconocimiento de los padres sobre la fiebre y el manejo de los procesos febriles de sus hijos. Una fiebre-fobia relacionada con creencias equivocadas sobre la peligrosidad de la fiebre, que lleva a administrar fármacos minutos después de su a aparición y acudir a urgencias a menudo en menos de 24 horas de evolución.

La fiebre es un mecanismo de defensa natural que estimula el sistema inmunitario ante una amenaza[1]. La mayor parte de los niños tienen cuadros febriles de corta duración ya menudo sin focos, y sólo en una pequeña proporción se debe a procesos infecciosos específicos que hay que diagnosticar y tratar etiológicamente. A pesar de este hecho, la fiebre es el principal motivo de consulta (20-30%) y tiene un gran impacto en el consumo de recursos de pediatría tanto en atención primaria como en los hospitales.

La fiebre-fobia es el término acuñado por Schmitt para describir un miedo a la fiebre por parte de los cuidadores debido a errores conceptuales sobre lo que se entiende por fiebre y el uso inadecuado de medicamentos para combatirla.

Este estudio observacional transversal, realizado a través de una encuesta autoadministrada estructurada (figura 1) con 39 ítems, tiene como objetivo conocer las percepciones, conocimientos, actitudes y temores de los padres ante un proceso febril de sus hijos y si se hace una buena educación sanitaria al respecto.

De: RevPediatrAtenPrimaria. 2016;18:e209-e216.

De las 124 encuestas realizadas entre personas que llevaban los niños a un Servicio de Urgencias de un hospital universitario por fiebre, el 60,5% fueron rellenadas por madres, mayoritariamente universitarias y con trabajo remunerado.

La fiebre se medía mayoritariamente con termómetro digital (82,3%) en la axila (76%). Las medidas utilizadas de primera elección fueron las físicas (25,8%) y los fármacos antitérmicos (24,2%). Entre las físicas predominó la retirada de ropa, seguida de la combinación de retirar ropa y aporte de líquidos. Estas medidas, a pesar de estar recomendadas por la Asociación Española de Pediatría de AtenciónPrimaria (AEPap), han mostrado una eficacia dudosa cuando se utilizan de forma aislada.

En cuanto al fármaco que se debería utilizar como primera elección, el 54% seleccionó el paracetamol en teoría, pero el 41% había utilizado ibuprofeno antes de ir a urgencias. El 37% consideraba que el ibuprofeno es más eficaz, por un 34% que creía en la eficacia del paracetamol. Respecto a la combinación alterna los dos antitérmicos, el 59,7% lo hacía a veces, y el 9,7%, siempre. En el 41% de los casos, administraron el fármaco minutos después de la aparición de la fiebre; horas después, el 36,3%; e inmediatamente, el 8%. El 50% de los que fueron a urgencias, tenían fiebre de menos de 24 horas de evolución.

Se encontró una relación significativa entre nivel de estudios y utilización de medidas para bajar la fiebre. El 45,2% de los encuestados cree que la fiebre es mala para la salud, en su mayoría (13,7%) por su relación con las convulsiones. La relación inversa entre nivel de estudios y la creencia sobre el peligro de la fiebre también resultó significativa.

En conclusión, un gran porcentaje de los encuestados no reconoce adecuadamente las cifras de temperatura consideradas como fiebre, ni administra en el momento adecuado los antitérmicos. Aunque el número de encuestas del estudio es relativamente pequeño, estos resultados ponen de relieve un importante desconocimiento de los padres y madres sobre la fiebre y el manejo adecuado de los procesos febriles de sus hijos, lo que lleva a un uso excesivo de fármacos y de servicios sanitarios, con el riesgo de yatrogenia que ello supone. Cada consulta es una oportunidad para hacer pedagogía e intentar revertir la situación.

 [1] Fiebre en pediatría. guía 3clics

Pérez Polo A, Bartolomé Ferrero A.. Actitud y conocimiento de los padres sobre la fiebre. RevPediatr Aten Primaria.. 2016; 18 :e209-e216. link

No hay ningún comentario

Debes registrarte para poder enviar comentarios.

 
Web Mèdica Acreditada. Veure més informació