Estáis en Pacientes > HIV y SIDA

HIV y SIDA

 Sobre esta hoja para pacientes

  • Autor: David López Heras. Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. EAP Universitat 2D. Barcelona.
  • Versión 1.0: publicada el mes de diciembre de 2016
  • Próxima revisión: el mes de diciembre de 2019

 ¿Qué es el VIH y el SIDA?

  • La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es una infección crónica causada por un virus que ataca a las células del sistema inmunitario destruyéndolas. Tener la infección por el VIH es distinto a tener SIDA.
  • El SIDA es el estadio avanzado de la infección en la que el sistema inmune se ha debilitado mucho (inmunodepresión) y comienzan a aparecer infecciones oportunistas u otras enfermedades. El SIDA puede tardar hasta 10 años en producirse después de la infección. Con los tratamientos actuales es muy infrecuente que una persona desarrolle o muera de SIDA, ya que permiten mantener controlada la infección de forma crónica y hacer vida normal o prácticamente normal.

 Mecanismos de transmisión del VIH

El virus VIH se transmite a través del contacto de sangre y fluidos corporales con alta concentración de virus como el semen o el flujo vaginal, con la piel no íntegra (heridas) o mucosas (mucosa de la boca, el ano, vagina, ojos). La saliva, el sudor o las lágrimas no transmiten el VIH siempre que no exista sangre en ellas.

El VIH se transmite por

  • Prácticas sexuales no protegidas como la penetración vaginal o anal activa o receptiva, el sexo oral con eyaculación.
  • El sexo oral sin eyaculación, el culilingus o el cunilingus son prácticas de bajo riesgo pero también pueden transmitir el VIH, sobre todo si hay heridas, gingivitis o infecciones en la boca.
  • A través de la sangre, por compartir agujas de inyección de drogas intravenosas pero también por compartir rulos para esnifar.
  • De la madre al hijo a través de la placenta, el parto o la lactancia materna.
  • Por accidentes con pinchazos de agujas contaminadas o salpicaduras de sangre y contacto con mucosas o piel no íntegra.

El VIH no se transmite

  • Por el contacto de sangre u otros fluidos corporales con piel íntegra.
  • Tocando a otra persona, abrazándola, dándole la mano, haciéndole caricias o besándola (siempre que no existan heridas o sangrados en las encías o mucosas).
  • A través de los alimentos, a través del agua, compartiendo alimentos, vasos, platos, cubiertos o utensilios de cocina.

Aunque tengas el VIH, debes seguir protegiéndote en tus prácticas sexuales para evitar contagiar a otras personas y evitar contagiarte de otras enfermedades de transmisión sexual. Las personas infectadas por el VIH que están en tratamiento antirretroviral y se encuentran con carga viral indetectable tienen un riesgo muy bajo de poder trasmitir el VIH. Algunos estudios han encontrado ausencia de transmisión entre parejas serodiscordantes en las que la persona infectada se mantiene en tratamiento con carga viral indetectable [1]. Aunque todavía no hay suficiente experiencia para hacer recomendaciones en este sentido, esto refuerza la importancia de ser muy regular en la toma del tratamiento y la asistencia a los controles. 

 ¿Qué síntomas da la infección por el VIH?

  • La infección por el VIH en el momento del contagio puede dar síntomas parecidos a una gripe o una mononucleosis infecciosa, con fiebre, malestar general, ganglios, dolor de garganta, diarreas y dolor abdominal, dolores musculares y articulares o erupción en la piel generalizada que dura de unos días a varias semanas. Algunas personas no presentan síntomas.
  • Pasada esta fase aguda, la infección suele ser asintomática durante un periodo variable que va de 2 a 10 años en los que el sistema inmunitario se va deteriorando.
  • En la fase final se desarrolla el SIDA y se producen enfermedades e infecciones oportunistas al deteriorarse el sistema inmunitario, y pérdida de peso.

 ¿Qué controles tengo que realizarme si tengo el VIH?

Las personas infectadas por el VIH tendrán que realizarse controles analíticos aproximadamente cada 3 meses al principio del diagnóstico, cuando se inicie el tratamiento, se produzca un cambio o fallo del mismo. Se podrán hacer cada 6 meses cuando esté indetectable de forma mantenida y tolere bien el tratamiento. Los datos más importantes son:

  • La carga viral: es el número de virus que tenemos en la sangre. Hay que conseguir que esté indetectable.
  • Los linfocitos CD4: es la cantidad de defensas que tenemos. A partir de 350 se considera aceptable aunque como más alta será mejor.
  • El porcentaje de linfocitos CD4: ha de ser mayor del 14%.

Tu médico podrá recomendarte otras pruebas cada cierto tiempo si lo considera necesario como análisis de orina, densitometría, citología anal o de cérvix o medida de la grasa corporal.

 Tratamiento del VIH. ¿Cuándo comenzarlo?

  • El VIH actualmente no tiene tratamiento curativo, pero sí un tratamiento que mantiene al virus suprimido sin que se desarrolle la enfermedad. Hasta el momento no se ha conseguido desarrollar una vacuna eficaz para prevenir la transmisión pero hay varias vacunas terapeúticas en estudio para poder controlar la infección sin medicamentos en el futuro.
  • Actualmente se recomienda comenzar el tratamiento antirretroviral en todos los pacientes tras el diagnóstico. De esta forma se evita el deterioro del sistema inmune, que a largo plazo produce un mayor riesgo de otras enfermedades. 
  • El tratamiento antirretroviral habitual consta de 3 fármacos combinados para evitar que el virus se haga resistente.

 ¿Tienen los tratamientos efectos secundarios?

  • Los medicamentos antirretrovirales, como todos los fármacos, tienen algunos efectos secundarios, pero actualmente son muy bien tolerados y se dispone de una amplia variedad de tratamientos que se adaptan a las necesidades y tolerancia de cada persona. 
  • Es preferible que elijas junto con tu médico uno que encuentres cómodo de tomar y que te siente bien para favorecer el cumplimiento. El incumplimiento del tratamiento es la causa principal de fallo del mismo y de la generación de resistencias.
  • Toma los medicamentos tal y como te ha dicho tu médico, algunos medicamentos necesitan ser tomados con alimentos, sin alimentos o antes de ir a dormir. No te saltes las tomas.

 ¿Interaccionan los tratamientos con otros medicamentos o sustancias?

  • Sí, los fármacos antirretrovirales interaccionan con muchos otros medicamentos. Algunas de estas interacciones pueden ser peligrosas, por lo que antes de tomar un medicamento por tu cuenta consúltalo con tu médico de familia o infectólogo. Existen webs donde se pueden consultar las interacciones como hiv-druginteractions.org.
  • Además pueden interaccionar con plantas medicinales (en especial con el hipérico), suplementos nutricionales, drogas o algunos alimentos como el pomelo.

 Consejos para personas VIH-positivas

La infección por el VIH produce un debilitamiento del sistema inmunitario y un estado de inflamación que pueden ser contrarrestados si llevamos una vida saludable y hacemos correctamente el tratamiento antirretroviral. Las personas infectadas por el VIH tienen aumentado el riesgo cardiovascular por lo que es prioritario que dejen de fumar, moderen el consumo de alcohol, lleven una dieta saludable y eviten el sedentarismo para reducir el riesgo de infarto e ictus en el futuro. Además el diagnóstico de VIH puede causar inicialmente problemas a nivel psicológico y emocional. Por ello, te recomendamos que sigas estos consejos:

  1. Realiza ejercicio físico de forma regular. Practica 150 minutos de ejercicio físico moderado repartido en 5 días a la semana o 75 minutos de ejercicio físico intenso repartido en 3 días a la semana. Busca algún ejercicio que sea de tu agrado.
  2. Abandona el hábito de fumar. Reduce el consumo de alcohol y evita el uso de drogas que pueden interferir con el tratamiento o resultar más tóxicas.
  3. Lleva una dieta saludable rica en frutas, verduras, hortalizas, legumbres, cereales integrales y pescado. Limita el consumo de alimentos procesados, grasas saturadas, azúcar y sal.
  4. Ten actualizado tu carnet de vacunas. Es recomendable la vacuna del neumococo polisacárida conjugada (Prevenar 13), la vacuna de la hepatitis Bvacunarse de la gripe cada año. En hombres que tienen sexo con hombres y otros grupos de riesgo se recomienda la vacuna de la hepatitis A.
  5. Descansa, procura dormir unas 8 horas al día. Si notas que necesitas descansar más que antes permítete descansar lo necesario para no sentirte cansado.
  6. Después de saber que estás infectado por el VIH podrás sentirte ansioso, deprimido y angustiado por la incertidumbre de tu futuro o el miedo a la muerte. Procura no preocuparte demasiado, el estrés también afecta al sistema inmunitario, sé amable contigo mismo y permítete un poco de tiempo para asimilarlo. Hoy en día la gente no se muere de SIDA, la infección por el VIH es una enfermedad crónica como la diabetes o la hipertensión, que con el tratamiento permite hacer una vida normal.  
  7. Adopta una actitud positiva frente a la vida e intenta hacer tu vida cotidiana, sentirse bien es parte de un estilo de vida saludable.
  8. Busca apoyo. El miedo al rechazo, al qué dirán, a la discriminación o a encontrar pareja pueden llevarte a intentar afrontar esta nueva etapa de tu vida y tus problemas en solitario. Confía en el personal sanitario que te atiende y adopta una actitud activa expresándoles tus deseos, temores y necesidades. Contactar con algún amigo o familiar en quien confiar, poderle contar lo que te sucede y expresar como te sientes es importante. Busca a una persona de confianza y poco a poco decide a quién se lo irás contando. A veces es difícil encontrarlo en el entorno más cercano o en la familia. Si es así, o piensas que la situación te está sobrepasando acude a tu médico, enfermera, a ONGs o grupos de tu comunidad que trabajen en el campo del VIH. Existen grupos de ayuda mutua que son muy útiles para los primeros meses tras el diagnóstico. Quizás pueda ser necesaria una consulta con un psicólogo.

 Más información

 Referencias

  1. Alison J. Rodger, MD1; Valentina Cambiano, PhD1; Tina Bruun, RN2; et al. Sexual Activity Without Condoms and Risk of HIV Transmission in Serodifferent Couples When the HIV-Positive Partner Is Using Suppressive Antiretroviral Therapy. JAMA. 2016; 316 (2) :171-18. link
 
Web Mèdica Acreditada. Veure més informació